¿Por qué Reducir los Residuos que Generamos?

Reducir los Residuos

Si en algún momento te has preguntado si es importante reducir los residuos que generamos, eso ya es una muy buena señal, significa que estás en el camino del consumo consciente en el que se huye de consumir con el piloto automático puesto.

Empecemos con algunas reflexiones sobre nuestros hábitos de consumo:

  • ¿Cada cuánto tiempo tiras tu bolsa de basura? ¿Cuánto tardas en llenarla?
  • ¿Cuánto dura un rollo de papel higiénico en tu baño?
  • ¿Cuántos productos de usar y tirar utilizas a lo largo del día?
  • ¿Cuánto tiempo tardas en volver a comprar el mismo artículo?

Afortunadamente a día de hoy, de sobra es sabido que no podemos seguir generando basura al ritmo al que lo estamos haciendo. El planeta no lo resiste y estamos tomando de él más de lo que puede ofrecernos.

La tendencia del cambio hábitos y el estilo de consumo de la sociedad actual nos ofrece un dato alarmante: se ha producido más basura en los últimos 40 años que en toda la historia de la humanidad.

Los productos de usar y tirar alcanzaron su máximo esplendor con la revolución del plástico, sin valorar los costes ambientales que esto produce. Unos minutos de uso y millones de años en nuestro planeta…

Nos hemos acostumbrado a desechar constantemente creyendo que cuando bajamos la basura al contenedor, esta desparece… ¿has pensado alguna vez dónde van a parar los millones y millones de toneladas de basura que generamos los humanos diariamente? Tenemos la falsa sensación de que lo que no vemos no existe, pero la basura no desaparece sólo cambia de lugar en el mundo.

Gracias a las nuevas conciencias estamos aumentando el contacto con la realidad y cada vez somos más conscientes de los límites del planeta tierra… Llevar un estilo de vida zero waste o low waste, marcarse como objetivos el residuo cero, vivir sin plástico o potenciar el consumo circular es el futuro.

Grandes empresas tienen una gran influencia en la generación de residuos y la contaminación del planeta pero, pequeño consumidor, nosotros también tenemos mucho poder…

No subestimemos el poder de muchas personas haciendo pequeñas cosas, porque cada compra y cada céntimo es un voto a una forma de producción,  si la demanda cambia la producción cambia ¡hagámonos escuchar!